En el alma un bosque

POEMAS DE MERCEDES ROFFÉ

 

mercedes-roffe

Mercedes Roffé. Foto de Estela Fares.

 

de DIARIO ÍNFIMO

 

REMINISCENCIAS

 

hoy en el cielo hubo fuegos

y grises y algún jirón rosado

desplegándose

sobre el río brumoso

─su horizonte

 

hoy fue un día de luces

y sorna y farsa

y algún mirar fastidiado

 

un desencuentro

 

un libro que alguien dejó caer en tus manos

una pregunta

una espera

 

hoy quien quiera que fuese

leyó como si amara

en la palabra el alma que la intuye

o labra o borronea

 

hoy alguien susurró

al oído de alguien

un poema improbable

incierto

 

receloso

 

como una garúa

 

 

de LA ÓPERA FANTASMA

 

ROMPIENDO EL CÍRCULO VICIOSO

 

Mi sino

llevar en el alma un bosque

blanco, estéril

 

en los ojos, la nada

 

y en las manos, el aro que me ahorque

 

un nido en la cabeza me conmina

a nacer en mí

 

un cuervo, mientras tanto

espera que amanezca

que se rompa el hechizo que conjugan

su mirada y la mía

 

mercedes-roffe-poema

 

CANTATA PROFANA

(J. S. Bach)

a Patricia Guzmán

 

Hay un aljibe que canta

Hay un aljibe que recibe

cantando a sus visitas

Ondas

de agua clara

Ondas

como felices de ser

y de ofrendar

 

Hay un aljibe que canta

con voces como de lluvia fresca

 

Hay un aljibe alrededor

del cual

los ángeles hacen ronda

y se celebran

Hay un aljibe como una morada

como una

cámara

nupcial

 

 

Hay un aljibe al que se acercan

los justos a beber

y al que en las noches oscuras

se acercan

los tristes a hurtadillas

(por eso esperan)

 

Ondas como ungüento derramado

 

 

Trinos

ángeles – pájaros

 

De filigrana de luna la herrería

¿Qué manos se entreveran?

¿qué dedos

como blancos narcisos

juegan a confundirse?

 

 

(Alguien finje

que se oculta)

 

 

Ondas del mar de la tierra amada

tierra dejada y deseada

 

 

Estrella

Orión

Cruz

de plata señalada

 

 

Sur guardado

en el mullido cofre del alma

 

 

Hay un sur

Hay un mar

Hay un aljibe que canta

 

 

O NOBILISSIMA

(Hildegard of Bingen)

                      

1.

 

Nave

Oro

Mármol

Hierro

sangre y cobalto en los vitrales

 

O antes:

cedro y piedra y sombra

y ecos

y humedad

 

 

Cómo no creer

en la luz que cobija

 

El manto del Altísimo

como un bosque

 

Entra

penetra                        piérdete

Déjate

abrazar

por ese bosque

 

2.

 

Voces hay como la serpiente del deseo

Modulaciones

como

un llamado a pecar

y a comprender

 

Voces como senos hay

 

Déjame

morar en ti

oh templo guarecido

    

3.

 

¿Dudas?

¿Merodeas?

¿En qué certeza

harás nido, paloma

ave de paz?                

 

4.

 

¿Qué aguas

vibran

por detrás?

 

brújula

pedal

cristal continuo

 

5.

 

Voces  hay que abren

los portales del Sueño

 

mercedes-roffe-versos

 

6.

 

qué confesión

qué viajero

te ha llevado a soñar

sonoro muro de Bingen

un ritmo tal y tales

instrumentos

y tal

modulación

de arena y mirra y  canela

 

qué confesión

qué viajero

 

7.

 

Esa conjunción

de canto y de campanas

¿hablará acaso

de algún cielo seguro

de alguna paz o fe en alguna

posterior bonanza?

¿o será más bien quizás

el dulce réquiem

que asegura

que es este tenue prado

el único final

la única estrella?

 

8.

 

A maitines

a

despertar y aprestar

la boca de agradecer

los ojos de

develar

la luz del alba

y los oidos de asir

el son vibrante de un

universo

que

a pesar

a pesar de todo

se alza y se abre

como un libro

un mapa                   un loto

bienoliente

 

oh flor magnífica

 

 

 

de CARCAJ : VISLUMBRES

 

PARTE 1

 

XVIII.

 

vasijas de la nada

somos

—dijo—

derramándose

en lo oscuro

 

vejigas de la nada

derramando

—dijo—

orines, óxidos, rubíes

 

centellas

—dijo—

que en su caída

( nuestra )

encuentran

su hybris

su obsesión

 

añil dignificado

somos

—dijo—

por el alado

vuelo del alma

entre ser y no ser

 

mercedes-roffe-poesia

 

PARTE 2

 

un son

somos

 

apenas

 

una titubeante

nota

sostenida

por la trémula mano

o el aliento

—falto o

cumplido—

de la luz que nos mira

 

ese vibrato

que

por un instante

irrumpe

no ya en el silencio sino

en el anónimo rumor

insomne

inacabable

ese tañido

ese encaje

urdido por el tedio

 

o la violencia

 

una hora

de ese reloj hambriento

somos

 

y aun reímos

y amamos

 

y tememos

el final de este sueño

 

quién la Creación crearía

sin menester

de algo en que contemplar

un espacio/tiempo incierto

iluminado

 

exceso o gnosis

 

fugacidad

acaso

adivinada

en los pliegues del día

 

permanencia

robada

acaso

a la era azul de la noche

 

cuando no había día ni noche

pautando el cielo

sino un desvelo

moroso

único

infinito

escandiendo

el afanoso forjar del demiurgo

 

cuando ni noche ni día había

y músicas

de otros mundos

como navíos en mar abierto

conjuraban

el hambre

y la nostalgia

de lo aún increado

 

LA PROSPERIDAD DEL ALMA

La prosperidad del alma
acontece
como acontecen las torres

o esos buques cargados de olvido
que atraviesan
la ronca estepa de la noche

ahhh, la nieve
y las góndolas deslizándose
bajo antorchas de laurel y saúco
embalsamando el aire
(¿quién no habría de cantar?)

chisporroteo + estrellas + tintinábulos

entretanto
como una cinta
de raso y plata
se devana
un nombre en el cielo

 

 

mercedes-roffe-fotos

 

MERCEDES ROFFÉ. Una de las voces más reconocidas de la poesía latinoamericana actual, nació en Buenos Aires y vive en Nueva York desde 1995. Poeta, traductora y editora, entre sus libros de poesía se destacan El tapiz (publicado bajo el heterónimo Ferdinand Oziel; BsAs, 1983); Cámara baja (1987); La noche y las palabras (1996); Canto errante (2002); Memorial de agravios (Córdoba, 2002), La ópera fantasma (2005), Las linternas flotantes (2009) y Carcaj : Vislumbres (Madrid/México, 2014). Dos antologías de su obra merecen mencionarse: Antología poética (Caracas, Pequeña Venecia, 2000) y Milenios caen de su vuelo. Poemas 1977-2003 (Tenerife, Idea, 2005). En 2011, la editorial Amargord de Madrid reedita Canto errante seguido de Memorial de agravios, prologado por Raúl Zurita y en 2012 Vaso Roto Editores reedita La ópera fantasma. En 2013 se publica La interrogación incesante. Entrevistas 1996-2012, en edición de E. M. Lamboy (Madrid, Amargord, Colección ONCE). En traducción, libros suyos se han publicado en Quebec, Inglaterra, Italia y Rumania. Desde 1998, dirige el sello Ediciones Pen Press (www.edicionespenpress.com). Entre otras distinciones, recibió una Beca John Simon Guggenheim (2001) y una beca de la Fundación Civitella Ranieri (2012). Reside en Nueva York.

 

mercedes-roffe-fotografia

Mercedes Roffé. Lower East Side. New York, 2014

 

LIBROS MÁS RECIENTES

libros-mercedes-roffe

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail