Elijo la Ceniza

jorge-paolantonio-baus-portada

Baus: en nostrático, “ojo de agua que se ha secado”.

“Baus o la lenta agonía de las especies migratorias” de Jorge Paolantonio

Comer “pan de muerto en casa del poeta” dice la voz, y ese pan de muerto es el pasado, aquel que se quiso acallar con  “la formidable construcción del olvido”, pero ni hay olvido ni el pasado se silencia, y acontece entonces que un ojo de agua seco mira al poeta y el poeta lo mira de regreso, y es en este intercambio sobrecogedor que el poema se hace, desde el fondo de la llaga, se revela desnudo, elocuente, emotivo.

Existen y son, mediante el canje franco e intenso, las “flores que se secan demasiado pronto”, “los silencios cosidos al costado del amor”, “las cuentas del rosario con la fe perdida” y un aquel  “resto de los miedos tempraneros”.

“Elijo la ceniza y renuncio a regresar en carne” enuncia la voz, enfatiza, y al hacer esta elección de poblar los pretéritos el canto se construye decisivo y perdura, porque elegir la ceniza equivale a nunca callar, nunca.

Un bello poemario es Baus de Jorge Paolantonio, un texto que puede entre sus páginas, bajo el real encantamiento del verso, convertir el dolor y la herida del recuerdo en algo hermoso, con tan sutiles y precisos trazos. ~ Ana Cecilia Blum

 

 

jorge-paolantonio-poema

 

jamás he rezado

 

no he dicho           ni una sola oración

sin embargo    he pasado tantas veces

una por una                  con fe perdida

miles de veces las cuentas del rosario

que mi madre      me puso en la mano

está hecho     con carozos de aceituna

escupidos   por mi padre moribundo

 

 

aire poblano

 

suspiraba la niña Mireya        mientras armaba sus tamalitos

suspiraba la vieja Marquesa liada en alcanfor y escapularios

suspiraba el fraile Juancho            por las viejas de parroquia

suspiraba  el panadero                   con nostalgias de Mallorca

amasaba        leudando con lágrimas sus ensaimadas gordas

suspiraba el tano Pietro                   que parchaba ruedas lisas

suspiraba el monseñor       que cruzaba la plaza bendiciendo

pobrerío        rosarios        limosnas       perros       estampitas

suspiraba el tenedor de libros                    mirando la ventana

por donde pasaban tetas                   que vertía en sus activos

suspiraba el rengo Lulo                 que empeñó su mandolina

suspiraba mi gata vieja  hasta que un rayo le cortó el aliento

suspiraba el pueblo   por cuartetero que se infartó con merca

suspiraba el maestro      que ensayaba horas con su clarinete

suspiraba Elbita    la maestra        cuando el novio cuarentón

la plantó ya vestida         al pie mismísimo de la Virgen Niña

suspiraba        mi abuela Lola que hacía remiendos invisibles

que le comían los ojos  po r monedas      y al final nadie veía

suspiraba yo                   con la hedentina del gas de querosén

y con mi padre                                                  que volvía mudo

perfumando el aire de toda pena            con su sonrisa obrera

suspiraba      mi madre  y repetía                      así, así  es la vida

 

 

hoy he comido pan de muerto

 

escaleras arriba      suena el rito de la fiesta

criaturas  con alas de maguey o mezcalina

caracoles de panteón          y vas subiendo

ornado el altar    aguamiel de las deidades

y vas subiendo   subiendo     vas subiendo

pulquería    dios menor     cueva de versos

botana  generosa     en cuencos   y platillos

arriba espera dios     el dios de la parranda

amasando un bolillo que copiará tu  forma

rebosándola       en luz y sangre azucarada

hoy habrás comido     para tu propia dicha

tu pan de muerto              en casa del poeta

 

 

invierno de las migraciones

 

decir  me voy       será apagar  tus fuegos

gourmet   de oliva  de chiles  de cilantro

hacer huérfanas   tus plantas y tus gatos

abandonar                  la aguja enhebrada

pasando           el hilo de la desmemoria

desmelenar el sauce  que peinaste tanto

quebrar la ocarina   con que traías Bach

amputar el dedo       de señalar polillas

cortar la cuerda                  levar el ancla

salirte           antes de que el gallo cante

librar tus hebras de té         a la llovizna

olvidar la exacta latitud       que apunta

desde todo cerrojo                 a la brújula

que revuelve tu azúcar       tus terrones

entrar                           sin dios mediante

a  la formidable construcción del olvido

 

a la memoria de Carlos Rodolfo Heredia

 

 

pequeño balance

 

No sé qué cosas se precisan para soportar ese hechizo
de lo efímero, saber que se nos va borrando el nombre.
Patricia Alvarez

 

 

me quedo                                 con el sol poniente

prescindo  de menguantes o        de lunas llenas

comulgo                con quienes dan y piden poco

denuncio                                                  la molicie

tengo predilección       por los sauces que lloran

maldigo                 la burla de los intemperantes

ni llego tarde      ni estoy con los madrugadores

me doy en besos de amor      que dura cien años

elijo                  ser feliz sin creer en las promesas

aborrezco                                      a los maniqueos

estoy rodeado   de poemas       y gatos mullidos

flores                  que se secan demasiado pronto

escucho          a los viejos más viejos de mi tierra

[esas almas con upite     que lloran lo necesario]

lloro                          con el infierno de las beatas

río                  el paraíso de los niños empiojados

prendo incienso     por mis modales travestidos

desvisto santos   apago cirios    me voy de fiesta

con los transparentes los velados a cajón abierto

elijo la ceniza        y renuncio a regresar en carne

 

 

 

jorge-paolantonio-poesia-fragmentocomo si vieras

 

como si vieras            mi revés más oscuro

me atrinchero               empiezo a confesar

en voz muy baja             como un susurro

las veces  que rogamos                por amor

las partidas y ausencias               en  amor

los silencios cosidos al costado  del amor

dentelladas   heridas   rasguños cicatrices

en fin lo que se oculta       cuando alguien

habla feliz en primera persona    del plural

 

 

alambre

 

van  a atarme                         con alambre

un alambre que apeste    con herrumbre

las manos                              van a atarme

voy a caer de miedo            y de rodillas

de putrefacta flor              en el chiquero

sin mordaza   ni venda             ni picana

con la llaga             de todos mis olvidos

con la sed                      vestida de saliva

una lengua de trapo              bien cosida

al resto de los miedos         tempraneros

y mudo el animal              cabeza  gacha

seré caldo de res            un alma en cubo

 

 

astilla

No se turbe vuestro corazón,
ni tenga miedo
Juan 14

 

el río sigue pasando por el ojo miope de mi memoria

aguas de hielo y apenas un relincho              estoy allí

somos felices          a pesar de las grietas en la galería

y la tormenta que Wagner encargará   para matarnos

vemos el horizonte           la línea ardida de los cerros

cómo avanza la noche         con un violón desafinado

odio la monotonía de las cigarras            el chicharral

me clava su astilla         temo perder lo que me asiste

desnudo me levanto              ciego     bajo las cortinas

 

 

 

jorge-paolantonioJORGE PAOLANTONIO (Catamarca, 1947).

Escritor.  Traductor yProfesor Licenciado en Lengua Inglesa por la Escuela Superior de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba. Posgrado en literatura contemporánea, Stockwell College, Kent. Cursó doctorado en Lenguas Modernas, Universidad del Salvador. Becario Fondo Nacional de las Artes, Council for the Arts (Kent), Insternational School, Universitata van Amsterdam. Docente universitario [1972-2008]. Crítico teatral.

Su obra ha sido parcialmente traducida al inglés, al catalán, al francés, al italiano y al croata.

 

PUBLICACIONES: 

POESÍA: Clave para abrir las pajareras (1973), A Imagen y Semejanza (1978), Extraña manera de asomarse (1989), Estaba la muerte sentada (1991), Resplandor de los días inusados (1994), Lengua Devorada (1994), Huaco (1999 /2000), Favor del viento (antología breve (1973-2005),  Peso Muerto (2008 ), Obra Selecta  (antología Gobierno de Catamarca, 2011), Del Orden y la dicha (2011; 2da edición 2014), “baus o la lenta agonía de las especies migratorias” (2014)

jorge-paolantonio-libros-de-poesia

TEATRO:  Piezas estrenadas: Rosas de Sal, Reinas del Plata, Las Llanistas, La Payana, Mueca del Angel, La carta, El cartonero, Catamarcanas, Flores del Aire,  La enfermera Sara Chanampa, La astróloga, Un dios menor.  Diez piezas editadas en tres volúmenes: Rosas de Sal (1990/1992), Teatro I (Sarquís, 2003) y Teatro II(Sarquís, 2010). Trece monólogos recogidos en  Un dios menor  (De la Juglaría, 2013).

NOVELA: Año de Serpientes (Ultimo Reino, 1995); Ceniza de Orquídeas (Deldragón, 2003) [traducida como Ashes of Orchids, JPintoBooks, New York, 2009]; Algo en el aire (Planeta/Seix Barral, 2004); La Fiamma (Deldragón, 2009), Traje de Lirio (ECSS, Municipalidad de  Jujuy, 2012); Traje de Lirio / Año de Serpientes [2da edición: Imaginante, 2014); La Fiamma (versión en italiano, Rayuela Edizioni, Milán.  2014) .

jorge-paolantonio-libros-de-narrativaANTOLOGÍAS NACIONALES /INTERNACIONALES; entre otras: Poesía del NOA Siglo XX, Fondo Nacional de las Artes (Bs As, 2004); Italiani D’Altrove, (Milán, Italia,  2010), Unidad Variable: Bolivia-Argentina-Poesía Actual (La Paz, Bolivia, 2011), Poesía Contemporánea Fundación Argentina para la Poesía, Tomo I, Parte XIX, Bs As, 2013; Poesía de América Latina para el mundo [español-inglés] Compilador: R. Arizmendi [Ed. Fósforo – Univ Juárez Aut. de Tabasco] (2013.

PREMIOS más relevantes:

en POESÍA: 1er Premio La Unión-SADE- Gobierno de Catamarca (1973); 1er Premio Diario El Ancasti, 1993; Premio Nacional-Regional, Poesía [NOA], Cultura Nación, 1993/97;  1er Premio Poesía, ‘Casa de Evaristo Carriego’, 1994; Faja de honor, SADE Central, 1994; 1er Premio Nacional ‘Ramón Plaza’, Sociedad de los Poetas Vivos, 1994; 1er Premio Municipal [rubro poesía inédita] , San Fernando del Valle de Catamarca, 1999.

en DRAMATURGIA: Faja de Honor, SADE Central, 1995; Premio Internacional Extraordinario de Dramaturgia “Garzón Céspedes” (Madrid, 2010), Premio al Dramaturgo [estreno nacional], Escuela de Teatro ‘Juan O Ponferrada, Catamarca, 2012.

en NARRATIVA: 1er Premio Cuento A.D.E.A.-Salta (1994); 1er Premio Nacional Novela, Encuentro Patagónico de Escritores, Puerto Madryn, 1994-95; 1er Premio Nacional de Cuento, Carlos Casares, 1995; 1er Premio Municipal de Novela de la Ciudad Autónoma de Bs As, (2007 para bienio 2002-3); Premio nacional ‘Esteban Echeverría’ por trayectoria en narrativa, Gente de Letras, 2011; Premio nacional  Micaela Bastidas, Categoría Cuento, INADI, 2013; Premio Internacional de Novela ‘Soleluna’ (“puente entre culturas”), Rayuela Edizioni, Milán, Italia, 2013.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail