Equilibrios contrarios

equilibrios-contrarios-libro-portadaMetaforología presenta el libro Equilibrios Contrarios, una antología de poesía que convoca a 12 autores hispanos, quienes viven y escriben en los Estados Unidos, concebida como homenaje a uno de los grandes: el inmortal Federico García Lorca.

Aquí reproducimos una mínima muestra de esta obra, compilada por Odalys Interián, ella misma hace la selección de los textos de sus talleristas, porque este es un libro fruto de taller: guiado, cuidado y matizado por esta maestra de la poesía que es Odalys, poeta cubana, residente en Miami, ciudad desde donde ella dirige sus laboratorios poéticos, desde donde ella se aventura  a ese mágico oficio de esculpir nuevas voces.

Miami aun no lo sabe, pero ya le empieza a deber mucho a esta escritora quien desde su sencillez, desde sus reservados rincones existenciales se ha comprometido a la enseñanza de un arte que lucha contra la muerte. ~ Ana C Blum (Editora de Metaforología Gaceta Literaria)

 

 

poetas-de-equilibrios-contrarios

 

 

DIANA SÁNCHEZ (CUBA)

PILAR VÉLEZ ZAMPARELLI (COLOMBIA)

GERMÁN RIZO (MÉXICO)

ODALYS INTERIÁN (CUBA)

CARLOS O. COLÓN (PUERTO RICO)

YIYA ORTUÑO (COSTA RICA)

DORIA GARCÍA ALBERNAZ (CUBA)

MARISOL GÁMEZ (MÉXICO)

MARÍA ELENA DÍAZ DE VILLEGAS (CUBA)

ARMANDO BUTRON (COLOMBIA)

ANA TERESA MARTÍNEZ (REPÚBLICA DOMINICANA)

JORGE ANCÍZAR MEJÍA (COLOMBIA)

 

 

EL PRÓLOGO

Lorca: aproximación y búsqueda (Homenaje)

Por: Odalys Interián

 

Porque todo es ausencia.  Nos salvará la búsqueda, encontrar al otro, ese que persigue “entre las sombras a las delicadas criaturas del aire, a los pájaros que pueden ser rocas blancas con ayuda de la luna y que son siempre muchachos heridos…”. Pero tampoco “es el pájaro el que expresa la turbia fiebre de la laguna, ni el ansia de asesinato que nos oprime cada momento, ni el metálico rumor del suicidio que nos acompaña cada mañana. Es una cápsula de aire donde nos duele todo el mundo”. Porque si de un lado está la eternidad, lo abierto, el verde renovado y místico de la luz, la nitidez gloriosa de los ángeles ascendiendo, lo crepuscular llenándose de pájaros en sus vuelos alegres; del otro lado, está la nostalgia más cercana al abismo, al rojo y  negro infinito de las fábulas serenas que trizan el corazón,  el recogimiento de lo infernal y el desarreglo del hombre en su espeluznante herida.

Buscarlo para encontrarlo donde se pierde el amor, el amor que está en las carnes desgarradas por la sed, en la choza diminuta que lucha con la inundación; que está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre, en el triste mar que mece los cadáveres de las gaviotas y en el oscurísimo beso punzante debajo de las almohadas. Hay que perseguirlo dentro de todas las blancuras y los silencios, en los herbazales nocturnos, entre los minerales lluviosos de todas las soledades. Vigilar con él los interminables trenes que pasan bajo los escombros.

Habrá que juntar los puñales, el temblor de los verdes girasoles y las noches en su verbena sagrada para encontrarlo infeliz y diminuto, incólume, ensimismado en la rima gloriosa, en el desorden del verso que crece sonoro y rítmico. Vedlo inalcanzable y nuestro en cada línea, puro y nuestro, salvado en esa libertad que es el recuerdo, en ese único espacio del hoy donde late la vida. Habrá que seguirle hasta perdernos con él en la quemadura que mantiene viva todas las cosas. Seguirlo, hasta derribar el muro que nos separa de los muertos.

 

LOS POETAS Y LOS POEMAS DE EQUILIBRIOS

 

SIN NORTE

DIANA SÁNCHEZ (CUBA)

 

diana-sanchez

 

“En la voz entrecortada van sus ojos.
(Lo negro sobre lo rojo.)” ~ Lorca

Sátira de dedos

doble filo

rondas la parte inquieta de mi vida

de mí te olvidas cuando el aire rompes

y haces abanicos de mis manos

Del rojo al negro

del sueño al nido

salto como hacha por el bosque

caminando hacia los ojos

de la noche

donde mora roto y con agua adentro

un suspiro de muchacha

Y la arena no me acecha

las tumbas no me olvidan

ni los lagartos me impiden

cruzar la calle y cambiar

Del negro al rojo

del nido al sueño

confundo esta última playa

con un útero infértil

donde floto muerta

a punto de nacer

 

Ruedo sin vértigo

sola y salina

broto de lo oscuro

de los ojos

Avanzo hacia el descanso

creada por el polvo

el odio y el olvido

el frío o la mentira

Soplan gusanos muertos

por la astuta salida

de tu puerta cerrada

mi corazón no cede

va buscando yemas blandas

de donde no broten trenes

de melancolía

y una momia de alba pura

de yeso amargo

donde oscilar al desnudo

y bocarriba

 

“Yo muchas veces me he perdido para buscar la quemadura que mantiene despierta las cosas y solo he encontrado marineros echados sobre las barandillas y pequeñas criaturas del cielo enterradas bajo la nieve”. ~ Lorca

 

Dejo lejos

la hora de la hoja

la amarga fantasía

la tumba de lo exacto

llego al rostro

que es montaña

Amando lo inferior

me he visto

con danza de sastre

midiéndolo todo

me espera la vida

detrás de la hamaca

de tus ojos

mientras dejo lejos

los techos de tildes

las cuevas de muecas

y la luz amarilla de una palabra

 

 

CLAROSCURO 

PILAR VÉLEZ ZAMPARELLI (COLOMBIA)

 

pilar-velez 

Alguien espera

cenicienta noche

prendida a la penumbra

alguien añora besos

y palabras

la soledad duerme

en su agonía inquebrantable

 

Te adivino noche

desahuciada

mi desvelo

es laberinto y agujero

Vienes ligera

sedienta de mi vino

burlada entre migajas

es tuyo mi puñal

la pena desvalida

Alguien te llora

 

Ciudad abatida

Ábrete

Tira al mar la pesadez de tus cortinas

que el sol purifique tus rincones

Hay manos levantadas a la lluvia

Grita      Grita      Grita

que tu boca desván de serpientes

devuelva el rosario

de cruces ahogadas en el río

Ábrete desnuda ante los cielos

que la indiferencia es herida

y arrastra cadenas de muerte

Ábrete y entrégate al sollozo

al abrazo al que ríe y llora

al que sueña y llega

al que espera y emigra

Ábrete al milagro

a la tierra que engendra su mañana

¡Levántate y camina!

 

Cante Jondo

 

Descubrí un canto

oculto en la voz

uno que tiembla desde su celda

y revienta el grito liberando la carne

Descubrí un canto

que gime

en el aliento prohibido a la garganta

late

quiebra

purifica el vacío

y rompe en relámpagos el cielo

 

 

SOY AMOR, SOY NATURALEZA

GERMÁN RIZO (MÉXICO)

 

german-rizo 

 Libélula

 Diminuta mujer

en mi ojo izquierdo

no logra sostenerse

se balancea

papel al viento

que nunca cae

Bella como el verso

en la boca

sostiene coros de voces

recorriéndome

perversa

frágil en los reflejos

bordando un mar

Rápido jadea

diminuta bailarina

danzando en la fortuna de mi ojo

 

Piérdete conmigo

en la interrogación de la noche

Pregunta ciega que cae

sepultada a nuestros pies

rindamos el cuerpo desnudo

oculto en el velo sangrante de la ventana

Piérdete conmigo

en el atrio de mi cuerpo

redime con el néctar

de tu vientre las huellas de mi incendio

Piérdete conmigo

en ese mar y esa sombra

en esa lucidez

donde espero ese otoño de frescas miradas

Piérdete conmigo en el silencio de mis besos

Sepulcro vivo

naufrago ileso

Condéname a tu exquisita desnudez

donde la tibieza del amor se prolonga

 

Ha sangrado toda la noche

desnuda en el relincho del viento

sacrificada en la cúspide del cielo

volando con fuerza

en el suspiro de la ola

Gime tristemente

confundida en la senda fatigada del mar

Anclada en las raíces de la noche

cubre de  torbellinos las regiones de mi cuerpo

Navegante ruido que evoca el corazón de los amantes

 

 

ROJA LUNA

ODALYS INTERIÁN (CUBA)

 

odalys-interian

 

A la memoria de mi padre

I

Oye el que duerme

el innombrable

en ese aire de semilla apretada

que siempre desflora el corazón

Totalmente se deshojan

mis siete vigilias

Hija

delgada muerte

totalmente me descubres

soy el ruido

estoy

Padre devuélvete

lo extinguible de la luz es su frontera

 

II

Ven

trae ese zumbido fuerte

organizado

nómbrame ahora

nombra

quiero quedarme en el espacio de la sílaba

Escríbeme

Bastarán unas líneas para formarme

bastará una sombra

Hazme ancha sobre tu boca

Añádame

a ese otro viento

que desnuda las palabras

No quiero ser silencio

 

Perdiéndome

en todos los silencios

en esa marea nocturna

que llena el crepúsculo y las horas

De nadie

bajo el filo cortante y desgajado del sol

Bajo la inundación

en ese movimiento salvaje y rutinario del silencio

Golpeada

en ese martilleo numeroso que cubre la llovizna

Perdiéndome

desabrigando el eco

ese sesgo de luz opaca que llega a distraer

De nadie

perdiéndome en esa trizadura

en esa carne agujereada de la oscuridad

Sorda y sin nombre

 

 

OTRO SIGNO

CARLOS O. COLÓN (PUERTO RICO)

 

carlos-colon

 

Camino de viento

vuelcas la armonía

de un viaje

que lloró el destierro

Eterna distancia

que afana mi andar

se agota la luz

en tu negro horizonte

Noble guitarra

que besas el viento

de quebrantos fiel compañera

yo sigo tus estrellas

en mi entrada al paraíso

 

Amo la noche

repleta de soledad

que trae a mis labios un rocío mañanero

y regocijo a mi existencia

Amo la espera que viene

hinchada de caricias

para agasajar mi piel

dormida la amo

y al tibio lecho matutino

que deja huellas de lujuria

 

Carnaval

Le hincaron tres veces el cerebro

confundiéndole el alma

mientras sonreía

Bailaba sobre una selva de espinas

y entre vuelta y vuelta

el dolor de sus pisadas

pintaba la tierra

Huellas rojizas en sus saltos

El carnaval dio frutos

la noche tuvo su momento de placer

mientras el sol despertaba del hechizo

 

 

 

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

YIYA ORTUÑO (COSTA RICA)

 yiya-ortuno

 

CANTO A LA VIDA

Quiero cantar con sílabas de hierba,

ayudando a nacer a las vertientes,

con ternura de luz,

con infancia de isla traída de una vida fértil.

Quiero cantar con manto de regazo.

Con día de polen.

Con arropo de cereza.

Con surco alegre de dos llamas,

desgranando abismos con fuego y ambrosía.

Quiero cantar el esplendor descabellado de la rosa.

La hermosura minúscula de un río.

Cantar con vientre de fragancia,

en forma sigilosa, a la criatura que crece.

Quiero cantar con aire de semilla.

Con trueno de gacela,

y germinar inmóvil como el día.

Quiero cantar minutos de paloma,

con olor a espliego y amaranto,

para que desangre el humo,

su ceremonial de trigo

y pinte escarlata el vino de la tierra.

 

Pan de Alba

Una gota de luna horada el horizonte.

La luz verde del rocío

zumba silbando y arranca los pétalos del día.

Cereales de luz desperezan bambúes deprimidos.

La palabra, caracola escondida en los genitales del tiempo,

inciensa plegarias de trigo

y ata con aromas mis voces de pan.

 

Estrafalario

La barba marina de la luna verde,

tiene un  confuso esplendor de corazón olvidado.

Un ramo abstracto

de verdades sumergidas en su agua secreta,

inunda el alto vacío de los dioses.

La  vasija del silencio,

con su ropaje escarlata,

escribe palabras de aire.

El alba, tiene  corazón de espuma.

Su llanto,  húmeda luz, se pierde,

como un cisne que,

al anochecer, desangra su orgasmo primaveral.

 

 

HORAS ANTIGUAS

DORIA GARCÍA ALBERNAZ (CUBA)

 

doria-garcia

 

Vivo

en la eternidad

de un corto tiempo

y muero en el espacio

minúsculo del día.

Efímero es el sol

vencido por las brumas

y la ultimada noche

que veloz se aproxima.

Una mística imagen de la luna

refleja

la lánguida sombra

de mi vida.

Bajo esa sombra

me gusta columpiarme.

 

De pie

junto a la pared que se derrumba

tropiezo con mi sombra inalterable.

El ruido no me angustia,

conozco otras ruinas

con las que tropecé en otros años.

No temo a la pared,

temo a mi sombra

cuando choca contra mí haciéndome pedazos.

Del árbol soy raíz jamás las hojas.

No quiero ser preguntas soy respuesta.

Tropiezo en vano la oscuridad

ya no me aterra ni este mundo apocalíptico.

Esta soy yo y aun no me siento.

El oído reconoce mi voz aún lejana.

El espejo me devuelve incompleta.

Quizás soy el futuro.

Soy esta soy y sin embargo aún no me encuentro.

 

Piedras de olvido

¡Visto mi desnudez con poesías!

Meciendo la memoria en el recuerdo

dormita entristecido el pensamiento

No hay luz en mis tinieblas.

Quédate en la distancia suspendido

y en un rincón remoto

florecerán las piedras del olvido.

 

 

DESHOJANDO LUNAS

MARISOL GÁMEZ (MÉXICO)

 

marisol-gamez

 

Deseo

unas alas azules

Degustar en mi boca cerrada

la muerte

al precio de ser intensa

Ser árbol

ramas invisibles

de viento que pega febril

Levantar al aire

mantos de huesos

Enloquecer al mundo

con un lazo divino

impalpable al ojo y a las palabras

 

Ámame ahora

respira esta hierba de anónimo perfume

este aliento vagabundo y franco

de inquietud tardía

esta quejumbre

reflejo de  ilusión presa del miedo

Tirada del  altar

paladeo tu reproche

extintas gotas de oro

Prueba la delicia de lo insólito

yazco en el aire

Ama la forma

titila mi buena estrella

Ámame ahora

zurce retazos ciclo de utopía

Ámame ahora

 

Ama  a tu mujer

memoria de agua

goteando palabras

Ámame así

tanto como la tierra a sus brotes

desnuda y retoñada

Y abre la puerta

mira  el verano de mi nombre

que llueve

 

“Yo no podré quejarme si no encontré lo que buscaba”. ~ Lorca

 

En mi copa

vertido el veneno de la noche

este vino de fuego

que me ayuda a entrar al vuelo

ser ajena a la pena

de matarme dentro las palabras

Este vino oscuro

la llama que consume los metales de mi sangre

trasmuta el trecho y me habla

Aquí no hay muerte

 

 

SOMBRAS Y LÁGRIMAS

MARÍA ELENA DÍAZ DE VILLEGAS (CUBA)

 

maria-elena-diaz

 

Paraíso

Azul manzana,

lisonjeado orificio

retorcido,

imperio desdichado.

Gusaneada,

azuleas

tú insufrible

pulpa peloteada.

Desdichada,

te retuerces

en el hoyo eterno

de tus trampas.

Gusaneada,

peloteada,

desdichada.

 

¡Hasta cuando

seguirán

clavándome tus trozos

la inocencia!

 

Cuerda floja

Gota a gota

se filtra la ternura

que has dejado

prendida de un hilo.

Resbala húmeda

por la biliosa cuerda.

Una gota

me moja los labios,

cuerda floja de ternuras

goteando en mis adentros.

Gota a gota

me seco el corazón

y corto yo misma

con los dientes lo que queda.

 

Trágame Tierra

Transmuta mi vergüenza

en tus raíces

Bórrame memorias

limpia mi consciencia

del escombro

Abraza mi deshonra

en la delicia de tu fondo oscuro

Para después soltarme

como espuma hacia la luz

enamorada una vez más de Dios.

 

 

NO QUIERO MORIR

ARMANDO BUTRON (COLOMBIA)

 

armando-butron

 

Grandeza

La alborada se tiñó de luto

y despertó temprano

La mañana

en que el toro bramó

y las aves

cobijaron su nido

tu maleta de cuero

con letras de marfil y encanto

ocultaba el secreto

Poemas testigos

tu belleza

guardada para el tiempo

 

Federico García Lorca

a tu puerta

la parca vestida de gendarme

tu equipaje mustio atesoró un legado

el tahúr de tu pluma

perdió cartas en su última partida

Desenlace

Sudor caracolí

sacude tus venas

sangre de miedo

precede la humedad

que transpira el aliento

No quiero morir

no quiero morir

no quiero morir

 

¡Y no quiero llantos! La muerte hay que mirarla

cara a cara. ¡Silencio!  A callar he dicho.

Nos hundiremos en un mar de luto. 

                             ¡Me habéis oído!

¡Silencio!  ¡Silencio he dicho!

Silencio. ~ F.G. Lorca

 

 

Grandeza

Mudas flores del preludio

tiempo raudo y fugaz

que hace nudo en el vientre

cuando sobran  palabras

Llego a  la cita

banderas en redondel

el circo espera

Astados de plomo embestirán tu manto

acorde de unísonas trompetas

ordenan la estocada

la ansiosa  arena de tu sangre

De limón y ciruelo amaneció el rocío

y vertió en el polvo su llanto cristales cubiertos de plata

¿Y tu pluma?

Tu pluma se tornó  espada

sangre   tinta

tu  traje de luces manchado

a tu agonía se aferra el miedo

Miedo  sí mucho miedo

Bajo el telón

vierten tus venas palpitante elixir

¡Silencio!

 

 

VOZ DE HIELO

ANA TERESA MARTÍNEZ (REPÚBLICA DOMINICANA)

 

ana-teresa-martinez

 

No es oscura la noche

ella rompe el embrujo

de la sombra

y el canto de los grillos

es foco luminoso

dibuja acantilados

y amaneceres

Enjambres de luciérnagas

diagraman insomnios

los ojos de la oscuridad

iluminan cadáveres

de días que pasean enmudecidos sin ataúd

Tímido el albor emocionado juega

desnuda con sus garfios

un asomo de luna en medio del arco

No es oscura la noche

oscura es la vida del hombre

 

Lejanía

Interminable el tiempo

y la distancia husmea

la  soledad  tu ausencia.

Me envuelvo

me deslizo por la montaña

de tu amor en mágico abrazo.

Sin  luz   el cadáver de mi yo tiembla

ungido a los deseos

ruge el destino que siembra la distancia.

 

 

DOS LUNAS

JORGE ANCÍZAR MEJÍA (COLOMBIA)

 

jorge-ancizar-mejia

 

 

Atracción

Todo está dado sucede el mar al río

la mariposa al capullo y a la flor

Las nubes llevan lluvia a las semillas que aguardan

El huevo espera al ave

Fluye la sangre de la vida

átomos giran infinitos

Como columnas de hormigas avanzan los minutos

llevando a cuesta el universo

Atraídas por el imán de la palabra

vocablos lanzados como flechas

El juego está solo tienes que jugar

lanza tu aliento

pescar y fluir

Todo se mueve en el bien y el mal

elevo en el presente océanos de cosas buenas

El granero está abierto

toma los frutos

las cosechas que te apetecen

manjar atrevido

vamos abre tus labios

el tiempo llega todo está dado

 

El instante en que vivo

ya no está

espero el siguiente.

 

Dos lunas

 

Bastaron tus manos

para cubrir dos lunas que saltan

Una sonrisa inocente

abrigó el pudor

Necesitabas otra mano

cayendo flor sin florecer

un espejismo alucinado embrujo

Un muro cortándome los ojos

rechazo la manzana

para no perderme el paraíso

 

Solo palabras

 

Que fácil ver en tus palabras

la retórica aprendida de otros amores

la verdad se esconde en la danza de tus labios

Yo diablo sé el significado de tu tono

Fina lisonja que esclaviza

bisturí que sutilmente separa el tú del mí

Palabras piel de ternura y cuerpo de metralla

Doblegarse o arrastrarse

almas que comparten

una sube al cielo

y otra está en la muerte

 

 

equilibrios-contrarios

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail