Colgar del péndulo

CINCO POEMAS DE

ELY ROSA ZAMORA

 

 

Pronuncio una palabra

y huele a ti, huele a invierno,

a tierra mojada de un poema

de Verlaine, a miel de abejas

que una vez picaron en mi oído

los cristales de mi laberinto.

 

Pronuncio una palabra que se deshace al pensarla.

La veo en el aire,

la jalo por una esquina

y me acaricio el rostro

como si fuese una flor.

 

Pero ella se deshace sobre mí,

se quiebra a pedazos su raíz

de arcilla, su costilla mítica,

su manzana podrida bajo el árbol

de Diana.

 

Pronuncio una palabra que se deshace al pensarla,

pero me abraza

cuando no estás.

 

 

Existir en la posibilidad

Colgar del péndulo

desconociendo el fin

Asirse y oscilar

Como entre dos ojos

que se buscan

Vivir la parábola completa

Sin suturas

Sin separación

Sin soltarse de una mano

que rompiendo el equilibrio

nos lance al vacío

donde aguarda

la moral

 

 

Una manzana mordida

es el saludo

antes de abrir la boca

El derroche de palabras

de la danza de la muerte

es el punto

donde me encuentro

con el otro

 

Una balada para continuar

danzando con los buitres

bajo mi almohada

junto a aquella fotografía

que nos dejó la memoria

como prueba

irremediable

de su majestuosa

inercia

 

 

A veces también recuerdo

el olor de la distancia

la fotografía de tus piernas

y mi cabello

 

Más abajo los soldados

en blanco y negro

las galletas sobre la mesa

y una marioneta

 

Yo pierdo mi turno

en los cajones que cerré

 

Miro las flores

recordando la marcha

 

El sueño que debo pintar

en los lugares de regreso

 

Donde se cierra un pálpito

que respira

 

 

La luz la sangre y la hoja

en los bebederos del sueño

 

La pasión que persiste

en los costados

cuando los tendones

se hielan

 

A veces son las hojas

bajo mis pies las que lloran

 

A veces el vértigo

se paraliza

al otro lado del horizonte

donde la habitación

es el mundo

y los aviones el cielo

 

Donde la lengua sabe todo

sobre mí

y yo nada sobre ella

 

Donde las aguas se besan

y nos regresan

este plumaje de artificios

vanos

esta corrupción de la luz

este olvido

 

 

Ely Rosa Zamora. Nació en Venezuela y vive en Nueva York desde 1998. Es egresada de la Escuela Nacional de Artes Escénicas de Caracas y tiene una maestría en escritura creativa de New York University. Ha escrito dos plaquetas Paz obscena (2008); y Semilla (2009). Ha publicado también Detrito olvidado / Forgotten Detritus, un libro de poesía y fotografía en colaboración con la artista Barbara Madsen (2009); Sin lengua / No Tongue (2011); y Sin lengua y otras imposibilidades dramáticas (2013). Su trabajo se ha presentado en Argentina, Inglaterra, Italia y USA. Su poesía fue incluida en la antología “Voces para Lilith” Literatura contemporánea de temática lésbica en Sudamérica (2011). En la actualidad enseña en el Departamento de Español de Rutgers University.

 

 

SOBRE LA POESÍA DE ELY ROSA ZAMORA

 

“Hay en la poesía de Ely Rosa Zamora un misterio y una luz que se levantan del texto y se convierten en acto, en materia viva, presencial. Las cuatro partes que integran LA NITIDEZ DEL EMBUDO son diferentes pero se ensamblan en una unidad de intensa comunicación. El arte no es solo sensibilidad sino también saber. Esa conjugación se vierte en un saber sensible que el lector hace propio, que internaliza con la espontaneidad de la naturaleza en movimiento. La onda de significación parecería crecer hacia dentro y hacia afuera del plano textual. Sube y se ahonda al mismo tiempo. La poesía de este libro envuelve, conforta con una serena y necesaria expansión” ~ Rafael Courtoisie

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail