Con las “Espinas en los ojos”

Poemas de Hugo Francisco Rivella

hugo-rivella

Hugo Francisco Rivella

 

“…Desde la boca de Cristo, Rivella pone el gran ojo fijo de Dios ante los del hombre, que respetuosamente le sostiene la mirada, sin negaciones estridentes, pero, a la vez, sin arrastrarse de hinojos o llegar a las mortificaciones del cilicio. Hay un trasiego constante entre lo transitorio y lo eterno, en el que, sabio, el poeta les da vigencias que recíprocamente se sostienen: lo cierto en lo insondable; lo de hace siempre, ahora; el peso de lo indescifrable y los pies en la tierra sobre los que gravita, diciéndose de consuno en el poema, en medio de inmanentes momentos de unción, aristas de dudas ontológicas y mostraciones de los pungimientos de flagrantes verdades constituyendo un todo unitario, sólido, convincente con el esplendente manejo de los recursos expresivos continentes de giros, meandros y lúcidas, originales ocurrencias rivellanas que se adentran en uno y persisten inquietándolo hasta mucho después de la lectura”. ~ Antonio Preciado Bedoya

 

 

espinas-en-los-ojosI

 

¿Estas palabras fueron mías?

¿He pronunciado tu nombre sin saberlo?

¿Mi Madre era el sendero llegando a mis ojos lo mismo

que un pañuelo? ¿Era sed el destierro de mi niñez?

¿Sus rondas?

¿El pájaro sublime?

 

Puedo morir callado con la lengua dormida.

 

 

II

 

¿Dónde estás Padre mío?

 

Es más ciega la noche cuando me dueles,

El Hombre se arrodilla hasta que el hueso cala las espinas,

los dientes,

el ademán huesudo de lo que toco y canto.

¿Dónde los otros nombres que el milagro redime.

El látigo.

Su estallido en la frente y la boca de la mujer que lava al cielo en su cintura?

 

Me cabes en la hendija que tiene la mirada del ángel,

su rosa retorcida,

los pasos en los que el miedo aturde hasta la muerte.

 

 

III

 

Un paisaje turbio ronda la memoria.

 

De las espinas cuelgan mis hermanos desnudos,

el pan,

la sangre despielada del reo y sus harapos.

 

Se santigua mi Madre, se estruja entre sus manos mi rostro encarnecido,

baja hasta su dolor, lame su vientre,

 

luego le toca el alma con un adiós lloroso.

 

 

IV

 

¿Por qué te caes de mi sombra y su rastro?

Recuerdo al río abriéndose como tus manos

y a los peces deletreando tu nombre entre las piedras,

la espada,

las sandalias,

la huida con su rumbo secreto.

 

Padre mío,

pienso a veces tu voz,

la palabra hecha carne

 

y yo con la pregunta de arrastrar lo que vivo.

 

 

hugo-francisco-rivella-poemasV

 

Me sangra en el costado todo el mar de la noche.

 

La tormenta llega con las fauces bramando.

La cruz del asesino tiembla igual que la mía,

que Barrabás se dobla,

que el cuerpo se entumece

y una canción arrulla los últimos relámpagos.

 

Me sangra en el costado todo el mar de la noche.

 

 

MUERTE Y AUSENCIA

 

La muerte es barro del olvido,

lo que quedó del aire cuando fue a la sombra,

lo que el tiempo deshila en las manos de Dios.

La muerte existe en lo que ha sido,

acaso, en lo que viene.

 

La muerte en el presente resucita.

 

 

hugo-rivella-poetaHugo Francisco Rivella (Rosario de la Frontera, Salta, Argentina, 1948). Poeta y músico de una vasta obra poética. Ha publicado los libros de poesía Caballos en la lluvia y otros poemas (2001), Zona de Otros Días (2007), Yo, el Toro (2008); Centro de Tormentas (2010), Piedra del Ángel (2011), Putas,/La cacería del ángel (2011) y Ojo Astillado (2013)

Consta en la Antología de Poesía de Página 12, 1994- Neuf poetes argentins, París, Francia, 2004 – La Tierra del Conjuro, Agencia Córdoba Cultura, 2005; VIII Libro Los Poetas que Cantan, Cosquín, 2011.

Ha obtenido los premios “Poesía, Tercer Certamen Literario, UNC” (Universidad  Nacional de Córdoba), 1977; Primer Premio Poesía en el Tercer Certamen Hispanoamericano, “Juegos Florales Centroamericanos y de Panamá”, Quetzaltenango, Guatemala, año 1985; Primer Premio “Conc. de Canciones de Raíz Folklórica”-Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, 2004; Primer Premio Poesía “Concurso Bianual de Poetas Éditos”, Secretaría de Cultura, Salta 2006 y 2008; Primer Premio Poesía “IV Certamen Internacional de Poesía”, Jaén, Andalucía, España, 2009; Primer Premio Poesía “VIII Concurso Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma y Alba”, Nava, España, 2010 y Primer Premio Poesía  “Concurso Internacional Gilberto Owen Estrada”, UNAEM, México, 2011.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail